PIXEL FACEBOOK
[google-translator]

Cómo mejorar la memoria en el estudio.

Lo que vas a encontrar...

La memoria nos permite fijar, almacenar y reproducir cualquier tipo de información. Para que el producto de nuestra memorización se manifieste son necesarios tres pasos: fijar la memoria, organizarla o preservarla y, finalmente, reproducirla sin necesidad de que esté presente. Asimismo, la memoria se puede clasificar en dos tipos: memoria a corto plazo y memoria a largo plazo. La memoria a largo plazo es la más importante para un estudiante. Además, se ha demostrado que pasar del corto al largo plazo requiere tiempo y atención. Por eso, te vamos a dar prácticos consejos para mejorar tu memoria.

Al estudiar en la universidad, los estudiantes se ven obligados a retener una gran cantidad de información muy dispar. Esta gran cantidad de material suele ir acompañada de la necesidad de retenerlo en un periodo de tiempo relativamente corto. Por tanto, la memoria juega un papel fundamental en el rendimiento escolar. Aunque la clave para un buen resultado es el esfuerzo y la dedicación, existen muchos trucos para mejorar la memoria que pueden ser de gran ayuda para cualquier alumno en época de exámenes. Y si también está buscando consejos sobre cómo escribir un ensayo de alta calidad, tal vez le interese obtener un ensayista.

Descansa y duerme lo suficiente

Aunque parezca una tontería, dormir es uno de los procesos que más nos puede ayudar a mejorar nuestra memoria. Un estudio de la Universidad de Massachusetts reveló la gran importancia del sueño. Dormir bien nos ayuda a consolidar nuestros recuerdos y eliminar la información más inútil para nuestro estudio. Además de que el sueño nos permite mejorar nuestro rendimiento y nuestra lucidez, mejora la calidad de nuestra memoria.

Manténgase en contacto con los demás

Este es otro dato que puede sorprender a muchos. Un estudio del Journal of Aging Research confirma, tras 15 años de seguimiento de sus participantes, que mantener más contacto con amigos cercanos y una red social más amplia, en general, es beneficioso para mejorar el rendimiento de la memoria.

Mantener una dieta correcta

El funcionamiento de nuestro organismo depende de una buena alimentación. Nuestras neuronas no son una excepción y necesitan una dieta equilibrada para realizar su función de manera óptima. Uno de los nutrientes más importantes es el fósforo, que se ha consolidado como uno de los grandes nutrientes relacionados con la memoria. Ciertos aminoácidos como la arginina o grasas como el omega 3 también son importantes. Esto no implica que el uso de complementos alimenticios sea imprescindible, ya que bastaría con seguir una dieta equilibrada. La dieta juega un papel vital en nuestro rendimiento a largo plazo.

Mitos sobre la cafeína y los estimulantes

El consumo de café o bebidas energéticas como Red Bull es una práctica muy extendida dentro de la comunidad estudiantil. Hay grupos de personas para quienes la cafeína en pequeñas dosis podría ser beneficiosa. Sin embargo, grandes dosis de cafeína o bebidas energéticas tienen efectos nocivos sobre nuestra memoria. Sin mencionar que los estudiantes suelen consumir sustancias más potentes, como las anfetaminas. Todas estas sustancias generan conexiones neuronales ineficientes que incluso pueden jugarnos una mala pasada con el tiempo.

Consumo de chocolate

Resulta que uno de los alimentos más investigados contiene sustancias beneficiosas para nuestro cerebro. Esto se debe a que el chocolate contiene flavonoles, que tienen un efecto positivo en la función cerebral, ya que se ha demostrado que aumentan el flujo sanguíneo y ejercen acciones en áreas del cerebro relacionadas con el aprendizaje y la memoria.

Ejercicio físico

Se realizó un estudio en la Universidad de Pittsburgh que concluye que el ejercicio aeróbico aumenta el tamaño del hipocampo anterior (área del cerebro relacionada con la memoria y la orientación particular). Además, durante el ejercicio físico se liberan endorfinas, que se asemejarían a nuestros fármacos endógenos. Estas sustancias han demostrado, en un gran número de estudios alrededor del mundo, mejorar nuestro rendimiento, atención, concentración y aumentar nuestra capacidad de relacionar conceptos en nuestra cabeza.

Algunos consejos para mejorar la memoria

La «auto-imaginación» es una técnica de memoria ampliamente estudiada por psicólogos y cuyos efectos positivos han sido demostrados. Esta técnica consiste en imaginarse a sí mismo realizando una acción específica que está ligada al concepto que está tratando de memorizar (por ejemplo, si tiene que comprar mandarinas, se imaginará que las está recogiendo de un árbol).

Relajación y estrés

El estrés es uno de los grandes enemigos de nuestra memoria. Se ha demostrado que la ansiedad y la tensión nerviosa disminuyen el rendimiento cerebral. De hecho, impiden la asociación de conceptos en nuestra cabeza y reducen nuestra capacidad de concentración. Por eso es muy importante descansar, relacionarse con la gente o tomarse un respiro cuando el cerebro está saturado.

Conclusión

Estos son nuestros consejos para mejorar la memoria. Prueba a poner en práctica varios de ellos y verás como notarás la diferencia. ¿Cuál crees que te ayudará más a mejorar tu memoria?

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Deja una respuesta

Artículos Relacionados