PIXEL FACEBOOK
logo-blanco

El robot Mars InSight sigue funcionando, esperando la tormenta de arena

InSight sigue avanzando, desafiando su propia fecha de muerte con admirable determinación.

El robot icónico de Mars estaba programado para apagarse al final del verano, ya que la acumulación de polvo había comenzado a nublar sus paneles solares y evitar que se cargara por completo. En ese momento, la NASA señaló que su misión, que comenzó en 2018, fue un gran éxito. En los últimos años, InSight ha publicado informes meteorológicos diarios, registró más de 1300 terremotos extraterrestres, detectó el gran núcleo líquido de Marte y ayudó a los investigadores a cartografiar la geología interna del planeta. ¡Pero aún no está hecho!

Es posible que se haya eliminado el tweet (se abre en una pestaña nueva)

VEA TAMBIÉN: Lo que una NASA «emocionada» encontró (y no) en Marte

Aunque los científicos quieren que InSight siga registrando terremotos durante el mayor tiempo posible, el último desafío del robot es una tormenta de polvo bastante grande. La tormenta se detectó por primera vez a fines de septiembre a unas 2175 millas de InSight, y tuvo poco impacto en el robot. Pero en las semanas que siguieron, la tormenta se hizo más grande y aumentó el polvo en la atmósfera de Marte alrededor de InSight en un 40 %, lo que dificultó aún más que sus paneles solares recolectaran suficiente luz solar. Según la NASA, la energía de InSight cayó «de 425 vatios-hora por día marciano, o sol, a solo 275 vatios-hora por sol».

Para conservar su preciosa energía, los científicos decidieron apagar el sismómetro de InSight durante dos semanas mientras esperaban que pasara la tormenta de polvo. Durante este período, el robot no podrá seguir registrando los temblores de marzo, pero sus operadores esperan que esta decisión alargue sus fuentes de energía más allá de las próximas semanas.

  Google Pixel Watch Design revelado antes del lanzamiento: lo que sabemos hasta ahora

Si le preocupa que InSight se lleve el viento de la tormenta de arena, no se preocupe demasiado. La NASA dice que aunque los vientos pueden alcanzar las 60 millas por hora, el aire marciano es tan delgado que estas tormentas tienen solo una fracción de la fuerza de las tormentas terrestres. Entonces, aunque el pequeño robot no saldrá volando, tendrá que lidiar con el aire sucio y polvoriento mientras trata de alcanzar la luz del sol.

¡Continúa pequeño! ¡Todos te apoyamos!



Fuente

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Deja una respuesta

Artículos Relacionados

Síguenos
EnglishPortugueseSpanish