PIXEL FACEBOOK
logo-blanco

James Webb captura evidencia de dióxido de carbono en la atmósfera de un exoplaneta

El telescopio espacial James Webb ha encontrado por primera vez pruebas claras de la presencia de dióxido de carbono en la atmósfera de un planeta que no forma parte de nuestro sistema solar, según la NASA. Este descubrimiento innovador tiene el potencial de proporcionar «información importante sobre la composición y formación del planeta» y otros planetas más pequeños en el futuro.

El planeta que los investigadores detectaron con el telescopio Webb es WASP-39b, un gigante gaseoso que orbita una estrella a 700 años luz de distancia. En 2018, gracias a los telescopios Hubble y Spitzer, la NASA detectó una gran cantidad de vapor de agua en el planeta, así como trazas de sodio y potasio. Con aproximadamente una cuarta parte de la masa de Júpiter pero 1,3 veces el tamaño de Júpiter, los científicos han descrito el exoplaneta como un «Saturno caliente».

Con JWST, los investigadores ahora tienen acceso a capacidades infrarrojas más potentes y sensibles y también pudieron detectar la firma del dióxido de carbono. La detección de WASP-39b es parte de la campaña JWST para observar exoplanetas. Este esfuerzo es parte del programa Early Release Science, que está diseñado para proporcionar a la comunidad de investigación de exoplanetas datos sólidos de Webb lo antes posible.

Es posible que se haya eliminado el tweet (se abre en una pestaña nueva)

«Tan pronto como aparecieron los datos en mi pantalla, la gran función de dióxido de carbono me atrapó», dijo Zafar Rustamkulov, estudiante graduado de la Universidad Johns Hopkins y miembro del equipo de liberación temprana de la comunidad de exoplanetas en tránsito de JWST Science, en un comunicado de la NASA. fue un momento especial, cruzar un umbral importante en la ciencia de los exoplanetas».

MIRA TAMBIÉN: Científicos descubren que un colosal océano podría cubrir por completo este planeta

El descubrimiento se realizó utilizando el instrumento NIRSpec de Webb, un espectrógrafo de alta sensibilidad capaz de separar los rayos de luz en elementos individuales del espectro de luz.

Los científicos planetarios también esperan observar las atmósferas de planetas rocosos más pequeños del tamaño de la Tierra usando el poderoso Telescopio Webb.

Quién sabe lo que encontrarán.



Fuente

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Deja una respuesta

Artículos Relacionados

Síguenos
EnglishPortugueseSpanish