Un pasaporte para el éxito de la aplicación Long Tail

Cada organización tiene algunos sistemas centrales, magníficas monstruosidades de código construidas durante años de trabajo. A TI le encanta construir estos sistemas centrales. Consiguen la atención, el dinero y el prestigio. Si los sistemas centrales dejan de funcionar, toda la organización se detiene.

Además de estos sistemas centrales, existen unas pocas docenas de aplicaciones de soporte esenciales. También son populares en TI porque se utilizan en toda la organización y son muy funcionales. Por ejemplo, en un banco, el sistema central podría ser un sistema de gestión de préstamos y una aplicación de apoyo podría ser un software de conocimiento del cliente (KYC). O una empresa de logística podría tener su ERP como sistema central, con el cumplimiento de pedidos como aplicación central.

Este es el punto dulce de TI. Es donde brilla.

Pero a medida que estos sistemas centrales maduraron, algo más creció aún más rápido: la aplicación de cola larga.

¿Qué es una aplicación de cola larga?

Las aplicaciones de cola larga son herramientas que los usuarios comerciales solicitan para hacer su trabajo más fácil y eficiente. Sin embargo, estas aplicaciones no entran en la categoría de «urgentes e importantes».

Se trata de aplicaciones como la gestión de visitantes, solicitudes de activos locales o gestión de incidencias. Incluso podrían idear una aplicación para coordinar la compra de pasteles de cumpleaños para las personas en la oficina.

¿Por qué seguimos evitando las aplicaciones de cola larga?

Veamos por qué históricamente los equipos de TI no crearon aplicaciones de cola larga:

No son interesantes. A los desarrolladores de los equipos de TI les encantan los grandes desafíos. La mayoría de las aplicaciones de cola larga no presentan un problema muy interesante de resolver. El costo de desarrollo por aplicación es muy alto. Incluso si un desarrollador puede producir una aplicación en unos pocos días, es difícil justificar la cantidad de tiempo que un trabajador altamente calificado dedica a crear una aplicación. Nadie quiere conservarlos. Si un desarrollador crea 20 aplicaciones de cola larga en un mes, ¿quién regresará para corregir errores y realizar mejoras en cada una? A menudo son a corto plazo. Muchas aplicaciones de cola larga solo son útiles durante una temporada corta y no se usan lo suficiente como para justificar los costos de desarrollo. A menudo son utilizados por un pequeño número de personas.– a menudo solo un solo departamento o equipo. Nadie más puede saber acerca de ellos. El número de aplicaciones de cola larga aumenta exponencialmente. Si el equipo de TI creara todas las aplicaciones que solicitan, los usuarios comerciales verían más formas en las que querrían que la tecnología resolviera problemas y las solicitudes nunca terminarían. Los despidos son muchos. Digamos que Marketing necesita una aplicación que les ayude a realizar un seguimiento de las aprobaciones de asistencia a conferencias. Dos meses después, Operations quiere una aplicación con exactamente el mismo caso de uso, pero no quiere usar la de Marketing. No hay presión del C-suite para construirlos. Las aplicaciones de cola larga nunca se discutirán en una reunión de la junta. Solo se crean mientras se juntan con el CIO. («Por cierto, ¿crees que podrías construir…?»)

Por qué las aplicaciones Long Tail se convirtieron en un gran negocio

Si bien TI se ha centrado correctamente en los sistemas centrales y las aplicaciones de misión crítica, el campo de las aplicaciones de cola larga está en auge.

A diciembre de 2021, el pronóstico de IDC que se crearán 750 millones de aplicaciones nativas de la nube para 2025. De estas, solo una pequeña fracción son sistemas centrales y aplicaciones de misión crítica. La mayoría serán aplicaciones de cola larga, dirigidas a industrias específicas. transformación digital casos de uso.

Si bien cualquier aplicación solo puede ahorrar una cantidad marginal de tiempo y dinero, el efecto acumulativo es enorme. Las empresas están a punto de verse abrumadas con aplicaciones de cola larga si no tienen un plan sobre cómo desarrollarlas.

¿Cuáles son tus opciones?

Cuando se enfrenta a este tipo de escala, hacer que TI construya todas las aplicaciones de cola larga simplemente está fuera de discusión. No es viable en ningún sentido.

Una opción es comprar soluciones puntuales. A medida que el software continúa consumiendo el mundo, existen excelentes soluciones listas para usar que resuelven muchos problemas. Por ejemplo, prácticamente no había ofertas comerciales para la gestión de visitantes en 2000. Ahora, más de 20 años después, hay 227 proveedores listados en G2.

Pero las soluciones puntuales vienen con equipaje. ¿Qué sucede si la solución no cumple con sus requisitos de seguridad? ¿Qué pasa si falta una característica importante? ¿Quién hará toda la investigación y verificación? ¿Qué sucede si las API de la solución dejan de funcionar? ¿Qué pasa si el proveedor cierra? ¿Qué pasa si el soporte apesta? La TI está acostumbrada a tratar con proveedores, pero ¿cómo gestiona cientos de proveedores de SaaS?

Además, el costo de las soluciones puntuales aumenta exponencialmente. Dado que la mayoría de las soluciones puntuales se basan en suscripciones, cada nueva solución agrega una línea de pedido permanente al presupuesto de TI.

El desarrollo ciudadano es una salida

Hay una manera de lidiar con la avalancha de la transformación digital: todos deben desarrollar aquello en lo que son mejores. Los usuarios comerciales, como recursos internos de la organización, pueden intervenir como desarrolladores ciudadanos para llenar sin problemas estos vacíos críticos porque saben exactamente lo que necesitan.

Sin embargo, los desarrolladores ciudadanos deben estar equipados con las herramientas para participar en la creación de sus propias aplicaciones. Las plataformas sin código permiten que los desarrolladores ciudadanos usen su conocimiento práctico para crear y personalizar soluciones sin programación. La plataforma ideal también adopta el paradigma de código bajo y abre estas aplicaciones a los desarrolladores, quienes pueden hacerlas más sofisticadas y funcionales fácilmente.

La embestida de la transformación digital está a las puertas de la empresa, con casi 750 millones de solicitudes de aplicaciones de cola larga a punto de derribarla. ¿Estás listo para esto?

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Deja una respuesta

EnglishPortugueseSpanish